coeducacion

En nuestro día a día observamos una gran diferencia entre los niños y las niñas, una diferencia impuesta por nuestra sociedad, ya sea en los juguetes, en la forma de vestir, en el lenguaje, etc. No obstante, en el colegio podemos ver como, indistintamente del sexo, los niños y niñas no se diferencian por sexo sino por su individualidad personal. Los jueguetes con los que interactúan son los mismos, los niños juegan a ser grandes cocineros y los trenes son una gran afición para las niñas; las actitudes dependen de cada niño y niña, hay quien es más sensibles y quien es más guerrero.

Hoy, partiendo de la sociedad que nos rodea, donde vemos unos roles de género muy marcados, queremos hablar de la coeducación y de como tratar esa igualdad en nuestro día a día para disminuir dichos roles.

Aclarando conceptos

  • Sexo: biológicamente la especie humana está dividida en dos sexos, el masculino y el femenino, e implican una serie de diferencias físicas y biológicas.
  • Género: diferencia entre sexos basándose en comportamientos y actuaciones que se espera de cada uno, partiendo de las tradiciones, valores y comportamientos sociales.

¿Qué es la coeducación?

La coeducación se entiende como una educación sin discriminación por razón de sexo, sin crear una diferencia de géneros, una educación donde todos los niños y niñas tienen las mismas oportunidades y tareas indistintamente de su sexo.

¿Cómo acercarnos a la coeducación?

  • Lenguaje: utilizar un lenguaje no sexista, hacer visible también el sexo femenino.
  • Tareas domésticas: establecer tareas del hogar en función de la edad y capacidad, no en función del sexo.
  • Juegos y juguetes: permitir que los niños y niñas jueguen con cualquier tipo de juguete, no comprar solo coches a los niños y muñecas a las niñas,  ya que contribuyen a ir enseñando unos patrones para cada sexo.
  • Evitar comentarios sexistas o discriminatorios que lo único que consiguen es aumentar los estereotipos de género.
  • Favorecer la expresión de sentimientos: ambos sexos necesitan expresar sus sentimientos, la frase los niños no lloran es falsa, todos necesitamos comunicar como nos sentimos.
  • Para gustos los colores: permitir que cada niño vista con lo que le guste, no todas las niñas son rosas ni todos los niños azules.

¡Recuerda! Lo que prevalece no es el sexo, sino el gusto individual de cada niño y niña. Deja que vista, juegue y actúe acorde con su forma de ser.

tampo marta

Anuncios