Los juegos de regazo son una propuesta en la que el adulto, normalmente con el niño o niña en su falda, canta una canción o recita un poema corto acompañándolo de un movimiento rítmico. 

¿Qué les ofrece?

  • Favorece el vínculo afectivo con el adulto. Los juegos de regazo son una propuesta individualizada, donde el niño o niña es el único protagonista, está individualidad ayuda a fortalecer el vínculo niño-adulto.
  • Estimulan su oído, su sentido del ritmo y de la música.
  • Proporcionan al niño o niña seguridad; gracias a la repetición, puede anticipar la siguiente acción y esto le da seguridad en sí mismo.
  • Desarrollan el lenguaje. Aunque no tengan consolidada el habla van relacionando palabras con el movimiento propuesto y, a la larga, acompañaran al adulto con alguna que otra vocalización.
  • Favorece el desarrollo del equilibrio y el refuerzo del tono muscular.
  • Se potencia el conocimiento del propio cuerpo ya que algunas canciones mencionan partes del cuerpo que permiten al niño o niña irse conociendo.

Edad de los niños y niñas

Podemos proponer este tipo de juego desde los primeros meses de vida del niño o niña. Si bien es cierto que debemos adaptarnos a su desarrollo motriz y su tono muscular. Así pues, en los primeros meses realizaremos juegos que no impliquen el regazo como “Cinco lobitos” y, poco a poco, cuando sean capaces de sentarse por si solos, podremos hacer juegos en la falda.

Al principio la iniciativa surgirá del adulto, pero a la larga será el propio niño o niña quien pedirá compartir tal momento. Desde mi punto de vista, tenga la edad que tenga, si lo pide es porqué necesita el contacto, afecto y todo el clima que la actividad conlleva, así que ¡a compartir el momento!

Papel del adulto

El adulto es quien guía la propuesta. Debe crear un clima cálido, que transmita seguridad al niño o niña y favorezca el desarrollo de un vínculo afectivo sano. Durante la canción, cuando considere oportuno, debe dejar tiempo al pequeño para que anticipe la acción y algunas palabras.

Algunas canciones

Al paso, al trote y al galope                                                           Aserrín, Aserrán

Daddum (nombre del bebé) fue a París,                           Aserrín, Aserrán,

en un caballo gris,                                                                             los maderos de San Juan,

al paso, al paso,                                                                                  los del rey sierran bien

al trote, al trote.                                                                                 los de la reina también.

¡al galope!, ¡al galope!, ¡al galope!                                       Los del duque,ruque, truque.

juegosdefalda

¡Recuerda! El cuerpo nos habla. Observa al niño y niña para entender que transmite su tono muscular, su expresión, su mirada; solo así podrás llegar a lo más profundo de su corazón.

tampo marta

Anuncios